jueves, 22 de septiembre de 2011

Rojo, rojo y rojo

En cada temporada siempre hay dos tendencias que no fallan, una es la de los tonos maquillaje o nude que son una constante desde hace diez años por lo menos, y la otra es el rojo intenso en los labios. Personalmente me encantan ambas tendencias y aunque abracé la primera hace años con el rojo de labios tengo un relación de amor odio que aun no he terminado de solucionar.

Viendo las fotos de Monica Bellucci en la campaña del nuevo rouge de Dior hace dos años por ejemplo, me parecía imposible que cualquier mujer no sintiera un deseo irrefrenable de hacerse con una, el problema es que despues de verla puesta en una misma la imagen que me veía en el espejo era una mezcla imposible entre putón y señorita antigua y si salgo a la calle lo que compruebo es que a pesar de los esfuerzos de las campañas de publicidad la mayoría de las mujeres entre 20 y 50 años no se atreven del todo con el rojo, por el contrarío las señoras de la generación de mi madre renuncian a todo lo que no sea un rojo-rojo en los labios.




Igual esto es cuestión de generaciones y claro es dificil que a la generación del gloss natural se le cambie de repente al rojo pasíon salvo que sea para acudir a una boda, pero eso ya es otro tema del que hablaremos en otro momento, yo al menos seguiré con mi barra de labios roja no sea que me entre  un arrebato y no tenga nada rojo que llevarme a los labios.

2 comentarios:

  1. Tengo el mismo problema, me encanta pero no me veo con él, aunque nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  2. Yo me consuelo con que a Sofia Loren tampoco le quedaba bien, obviamente salvando las distancias.

    ResponderEliminar